El coaching y el mindfulness: dos buenos ingredientes para que descubras qué te impide perder peso

basculaUna señora que quería perder peso decidió hacer un proceso de coaching para conseguir su objetivo. El coach, después de un par de sesiones, le preguntó: “¿Qué sentido positivo puede tener que estés en tu peso actual? ¿Qué beneficios aporta a tu vida?” La mujer no supo contestar y además se enfadó con él. Después de varias semanas, esta señora contactó con su coach y llorando le dijo: “Ya he encontrado el sentido positivo de mi sobrepeso, he visto de forma muy clara que de esta forma no tengo relaciones sexuales con mi marido y la verdad es que no quiero tenerlas. Cada vez que lo hacemos me siento muy mal” El coach después de unos segundos de silencio le comentó: “Guau, ese es un gran descubrimiento. Ahora que ya sabes el sentido positivo de tu sobrepeso, ¿crees que hay otras formas alternativas para obtener el mismo resultado?” Llegados a este punto, la cliente pudo apreciar diferentes alternativas e identificar el mensaje que le había estado indicando su cuerpo. Finalmente, optó por hablar con su marido y exponerle su preocupación. Desconozco cómo reaccionó su marido, pero lo que sí que sé es que ella pudo comenzar y mantener una dieta sana.

En los procesos de coaching que hago suelo utilizar la meditación (de tipo Mindfulness). Es una combinación muy potente para obtener información tan profunda como la de la historia anterior. Muchos de mis clientes en las primeras sesiones son escépticos con este tipo de informaciones que envía el cuerpo. Es normal el escepticismo, no estamos acostumbrados a estar presentes y conectados con nuestras sensaciones físicas y emociones. Los clientes que deciden pasar la puerta del escepticismo y están abiertos a experimentar, en pocas sesiones empiezan a percibir este tipo de informaciones que nos envía el cuerpo. Para poder captar esos mensajes necesitamos percibir con mayor claridad nuestros pensamientos, emociones y sensaciones físicas. Esto requiere de entrenamiento, es aquí donde aparece el mindfulness. El entrenamiento de esta técnica te permitirá ver de forma más clara todo lo que sucede en tu interior. Gracias al coaching, tendrás a un profesional a tu lado que te acompañará en todo momento y te ayudará a que descubras qué te frena y cómo alcanzarlo. Si así lo decides, puedo acompañarte y ayudarte en la consecución de tus objetivos. Si estás interesado, también disponemos de colaboradores expertos en naturopatía que podrán asesorarte y elaborarte una dieta hecha a medida.

¿Te interesa obtener más información? Por favor, rellena el siguiente formulario:

 

 

Taller: “Presentaciones en público: ¿por qué sufrir?”

bebePublico

¿Alguna vez te ha tocado hacer una presentación en público? ¿Has empezado a hablar y percibes que te están temblando las piernas, se te seca la boca, se te acelera el pulso o te sudan las manos?  ¿Tienes planeado hacer alguna en breve? ¿Te pones nervioso nada más pensarlo? Si has contestado afirmativamente alguna de estas preguntas este es tu taller.

Descripción del taller

Uno de los factores que más nos condicionan a la hora de hablar en público es el miedo de hacer el ridículo, el miedo escénico. En este taller aprenderemos a detectar como nos afecta este bloqueo y establecer estrategias para superar estos miedos.

Mediante ejercicios de Programación Neurolingüística (PNL), Meditación y técnicas teatrales descubriremos la efectividad del juego y del reír para combatir el miedo al ridículo.

Aprenderemos a detectar y gestionar las emociones para controlar correctamente nuestra voz y nuestro cuerpo.

Profesores

Los culpables de este taller son Antoni y Germán. Antoni es actor y profesor de teatro y comunicación. Como actor ha participado en más de una veintena de espectáculos teatrales.  Lo podéis ver en acción en un programa que hicieron en la 2 sobre el miedo escénico: MiedoEscenicoLa2

Germán es ingeniero en informática y formado en coaching esencial y máster en pnl. Ha estado trabajando como profesor en la Universidad Autónoma de Barcelona y en empresas privadas. También se ha formado en técnicas de meditación y ha efectuado un retiro de 10 días con la técnica de meditación Vipassana. Actualmente se dedica a la docencia y a procesos de crecimiento personal en grupos y personas.

Opiniones de algunos asistentes

Silvia – Estudiante de Arquitectura

El taller de ” Presentaciones en público: por qué sufrir? ” me sirvió para poder relajarme y ver realmente lo que pretendo a la hora de hacer una exposición, a quien va dirigida y qué es lo que les quiero explicar. A través de los diferentes ejercicios prácticos que hicimos vas soltándote poco a poco y te vas dando cuenta de como actúas en diferentes ocasiones del mismo modo en que te das cuenta de que lo que te pasa a ti le pasa a mucha más gente, de esta forma afrontas mejor el ejercicio final, que no es más que un caso “real” de lo que quieres afrontar.

Sandra – Biologa y estudiante de Naturopatía

Cuando decidí hacer el taller no esperaba recoger tanto aprendizaje. Me sorprendió positivamente porque aprendí cómo soy yo frente a los demás y cómo me influye el miedo al hablar en público. Pero no sólo eso, fue divertido, enriquecedor y muy emocionante. Indagar en mí misma me trajo cosas sorprendentes.
Recomiendo este taller para todo el que desee mejorar su discurso y/o tenga ganas de conocerse un poco más. Sin duda, volvería a hacerlo.

Javi- Abogado

El taller me pareció muy interesante y mis sensaciones fueron muy positivas. Sobre vuestra actuación deciros que me gustó mucho vuestra actitud y compenetración. No me arrepiento de haberlo hecho sino todo lo contrario, siento que he me ha aportado cosas positivas. En primer lugar, siento que nos habéis transmitido que la comunicación es aprendizaje y no un don divino. En segundo lugar, creo que nos habéis tansmitido la importancia de la parte emocional en la comunicación y en general en nuestra actitud en la vida. Finalmente, los ejercicios nos han ensañado a entender que hay técnicas para mejorar y romper los límites que nosotros nos hemos impuesto.

Para mi el curso removió muchas emociones y me obligó a salir de mi zona de confort. Las conclusiones son muy positivas pero siento que necesito profundizar más en muchos aspectos.

Duración y Fechas

Los talleres son totalmente adaptables, contacta con nosotros para más detalles.

Lugar

España

IMPORTANTE!! Para reservar tu plaza rellena el siguiente formulario:


¿Desde dónde quieres vivir: media naranja o naranja completa?

John LennonEn el anterior artículo: “Este 2015 encontrarás a tu media naranja” trataba la idea de encontrar a nuestra media naranja. Quise reflejar que ya somos una naranja completa y no hace falta hallar algo o alguien externo a nosotros para que nos complete. También señalé los riesgos de apego emocional que se pueden derivar de vernos incompletos. Algunos de vosotros me habéis sugerido que desarrolle más el tema y explique cómo conseguir conectar con nuestra “naranja completa”. Oído cocina 🙂

A mi entender, podemos vivir la vida desde dos perspectivas: desde el miedo o desde el amor. Veamos cada uno de los dos enfoques:

Vivir desde el miedo (o ser media naranja)

El corazón se cierra. Nos protegemos del dolor y de responsabilizarnos por él, a través del control o de la resistencia a ser controlado ante el miedo. Buscamos la felicidad en cosas externas. Creemos que somos víctimas de las elecciones de otros. Creemos que podemos controlar los sentimientos y el comportamiento de los demás. Nos juzgamos a nosotros mismos y a los demás como correcto o incorrecto, bien o mal. No estamos dispuestos a abrirnos a un guía espiritual o conectar con nuestro niño interior. Invertimos en el resultado y creemos que podemos controlarlo. Evitamos responsabilizarnos por nuestros sentimientos con un comportamiento protector, adictivo y controlador.
Desde el miedo te desconectas de ti mismo y surgen diferentes adicciones:

  1. Adicción a manipular: enfadarse, culpabilizar, interrogar, criticar, hablar mal, estar a la defensiva, rechazar, ser arrogante…
  2. Adicción a la gente: atención, aprobación, amor, conexión, romanticismo, sexo… para evitar sentir la ansiedad del dolor.
  3. Adicción a actividades o cosas: Televisión, ordenador, móvil, cotillear, estar muy ocupado, deportes, leer, meditar, masturbarse, dormir, auto-criticarse…
  4. Adicción a sustancias: drogas, alcohol, nicotina, comida, azúcar, cafeína,… Desde el miedo te sientes inseguro y en peligro. Interiormente te sientes: triste, deprimido, solo por dentro y por fuera, víctima, impotente, indefenso, ansioso, vacío, adormilado, insatisfecho, avergonzado, culpable, indigno, atrapado, dando vueltas en círculos…

En las relaciones se crean co-dependencias: sistema cuidador/cuidado, dependiente, desconectado, distante, incapaz de dar apoyo al otro, conflictivo, enfadado, culpabilizador, atrapado en luchas de poder, violento, deshonesto, incapaz de dar o recibir amor…

Vivir desde el amor (o ser naranja completa)

El corazón se abre. Aprendemos con el espíritu/amor incondicional a amarse uno mismo y a los demás frente al miedo. Buscamos la felicidad en nuestro interior. Sentimos compasión: primero hacia nosotros mismos, nuestros propios sentimientos y luego hacia los demás. Deseamos responsabilizarnos por nuestros propios sentimientos y comportamientos. Sabemos que tanto nosotros como los demás tenemos buenas razones para nuestros sentimientos y nuestro comportamiento. Tenemos verdadera curiosidad por conocer nuestros miedos y falsas creencias. Estamos dispuestos a contar toda nuestra verdad sin culpa ni juicios. Estamos dispuestos a arriesgar a otros antes que perdernos a nosotros mismos. Desde el amor te conectas:

  1. Estás dispuesto a sentir el dolor/miedo y a responsabilizarte de tus sentimientos y seguridad
  2. Intención de aprender sobre el amor y el miedo. Abre el corazón a la compasión y te conviertes en adulto amoroso.
  3. Te escuchas a ti mismo y dialogas con tu Yo herido. Exploras los miedos, las falsas creencias, los recuerdos y el comportamiento resultante que causa tu dolor. Exploras tus talentos y aquello que proporciona alegría a tu Yo interior.

Desde el amor te sientes seguro y a salvo. Interiormente te sientes: Poderoso, confiado, en ti mismo, libre, auténtico, integrado, orientado a servir, agradecido, alegre, en paz, sereno, creativo, curioso, apasionado, vivo, juguetón, espontáneo.
En las relaciones te sientes parte de un círculo creciente de amor. Interdependiente (la relación interdependiente implica que todos los participantes sean emocional, económica y/o moralmente “independientes”), apoyando, fortaleciéndose el uno al otro. Respetuoso, amable, delicado, apasionado…

Ahora nos quedaría la pregunta del millón, ¿cómo pasar de un estado a otro? Es lo que trato de hacer en los procesos de coaching cuando acompaño a mis clientes. Si deseas dar ese paso, te puedo acompañar.

Este 2015 encontrarás a tu media naranja

naranja entera

Vivimos en tiempos de muchos cambios. Es cierto que siempre han habido cambios en la historia de la humanidad. En esta ocasión, pienso que los cambios están sucediendo a una velocidad mayor.   Estamos hiperconectados con la tecnología y con multitud de estímulos. Pero también, a medida que nos conectamos con lo exterior, perdemos conexión con nuestras emociones, sensaciones físicas y diálogos internos. En este contexto se hace difícil reflexionar sobre quienes somos y las cosas o proyectos que verdaderamente nos mueven. Viajamos con muchas inercias mentales y creencias limitantes. En este primer artículo del 2015, quiero desmitificar una creencia o inercia mental muy típica: “Para ser feliz, debo de encontrar a mi media naranja”.

Reflexionemos un poco respecto a esta afirmación. ¿De veras necesitamos algo o alguien externo para que nos complete? ¿No nos hace esta creencia vivir la vida como si fuésemos personas limitadas o incompletas? Aparentemente es una frase inocente, pero de inocente nada. ¡Ya somos una naranja completa! No necesitamos a otra persona para ser completos, ¡ya somos completos! Somos increíblemente bellos desde el mismo día que nacemos.

 El hecho de vernos incompletos, crea una dependencia con nuestra pareja sentimental. Sutilmente, le otorgamos un poder y responsabilidad que no tienen. Les estamos cargando con el peso de: “responsables de nuestra felicidad”. ¿Te das cuenta de la gran responsabilidad y poder que le entregas? Esto a su vez trae un efecto muy destructivo. Una vez creado este apego emocional, ¿qué sucede cuando tu pareja decide acabar con la relación? Al haberle dado la responsabilidad y el poder de hacerme feliz, veo esta ruptura como algo terrible. Aparecen pensamientos del estilo: “¿Qué voy hacer sin ti?”, “Mi vida no tiene sentido sin ti”, etc. Este tipo de pensamientos pueden acabar derivando en otros pensamientos y acciones de violencia contra la pareja. Como ves, el tema es importante y conviene que invirtamos tiempo y dedicación en hacernos responsables de nuestras emociones y vernos como seres completos.

Este tema entra dentro del apego emocional y es muy típico dentro de los procesos de acompañamiento personal que realizo. Si te interesa explorar tu situación personal, puedes contactar conmigo a través del formulario web.

Te deseo que durante este 2015, encuentres en tu interior esa mitad de la naranja que siempre ha viajado contigo 🙂